La Sexybilidad de las mujeres

Hoy te vas a sentir guapa, atractiva y sexy, muy pero que muy sexy.

¿Te gusta la idea?

No manches tu imagen con lo que se supone que el mundo dice que es sexy, quiero que definas y que expreses tu lado sexy, sea como sea, es único.

¿Qué imagen te viene a la mente cuando te imaginas así?

Quédate con ella e imprégnate de cada milímetro de actitud que tiene esa imagen de ti.

Tomate tu tiempo y recrea sus gestos, su mirada, el movimiento de sus manos, cómo va vestida, qué le hace sentir tan sensual. Incluso qué complemento ha utilizado para que se sienta tremendamente atractiva y sin saber muy bien cómo, porque no se ve, acapare la mirada de extraños que refuerzas esa actitud indecentemente sexy.

Eres tú con dosis extra de confianza, de sana autoestima y sensibilidad positiva.

Créetelo, tú eres así pero no explotas tus virtudes.

Por miedo, por vergüenza, por timidez, por temor a quitarte el corsé y descubrir nuevas experiencias, nuevas sensaciones.

Eres mujer, una gran definición que te desnuda, así sin más.

Mujer que piensa, que vive y actúa.

Imagina, sueña, crea, imita escenas que te exciten y te provoquen… erotiza tu mente.

Es una forma increíble de romper tus propios clichés, desmontar tus prejuicios, tus críticas, conocerte más intensamente y desmelenarte totalmente contigo misma.

Sé que eres exigente contigo, que te cuesta esposarte al placer y desposarte de la tiranía de los cánones.

Pero no puedes huir de ti, eres sexy y posees una sensibilidad especial.

Actualmente tu exigencia y la búsqueda de la perfección están matando tu placer y tu deseo, por tu naturaleza, por tu sexualidad, por tus emociones.

¿Es justo?

Tu placer y tu deseo van unidos a todo un maremagnum de emociones que existen en ti, y junto a ella aparecen emociones diversas como la rabia, la ira, la pasión, el agradecimiento, el amor, la ternura, el cuidado, el respeto, el miedo, la vergüenza, la excitación…

¿Te has planteado alguna vez prestar a tus emociones la atención que necesitan?

No las escondas, no las ignores.

Habla de lo que sientes, de lo que quieres y de lo que dudas.

Expresa tus miedos, tus deseos y tus sueños. No dejes que nadie los corte, los haga pequeños o los haga inexistente.

Si no cuidas tu parte emocional, no podrás llegar nunca a dejarte llevar.

Las emociones son reacciones psicológicas y físicas.

Desde lo emocional, desde lo sensorial, tu cuerpo vibra, y puedes llegar a experimentar descargas de energía que recorran todo tu ser.

Eso es estar viva.

Tu sexualidad es pura vida.

La sensibilidad es una de las diferencias que más destacan los estudios que investigan las diferencias entre mujeres y hombres.

Ese es uno de tus poderes.

¿Sabes sacarle el máximo partido?

Y no me refiero sólo a nivel emocional, por la empatía, la escucha… me refiero también a nivel sensitivo.

Dispones de inimaginables puntos de placer en todo tu cuerpo y también en tu mente, no te olvides.

¿Conoces todos tus rincones sensitivos?

Cuando los reconoces, puedes despertar cada milímetro de tu piel, cada terminación nerviosa, cada nueva sensación como si fuera la primera vez.

Tu placer sólo depende de ti.

Y seguro que aun te quedan por descubrir zonas en las que una caricia se pueda convertir en un orgasmo.

Eso es maravilloso.

Explora, descubre y conquístalas.

Puedes despertar la creatividad de tu intensidad con joyas como las de Bijoux Indiscrets.

Tienes toda una explosión de sensaciones en tus manos.

Hoy te sientes guapa, atractiva y sexy, muy pero que muy sexy.

Coge esa actitud y triunfa. 

La vida es sexy.

Sexibilízate

RAQUEL GARGALLO
Compartir

Enviar